Cómo calcular las semanas de embarazo

Actualmente existen diversas formas que son utilizadas para calcular las semanas de embarazo, te enseñamos cuáles son y su uso.

Cómo calcular las semanas de embarazo
Haz tus cálculos y descubre de cuántas semanas estás

Después de detectar los primeros síntomas evidentes y de realizar una prueba de embarazo fiable, es probable que quieras calcular las semanas de embarazo.

Hay varias maneras de hacerlo, incluso en internet existen múltiples recursos muy fáciles de utilizar para poder hacer este cálculo aproximado. Existen además calculadoras online que, sabiendo en qué semana de embarazo te encuentras, te cuentan cuál es el desarrollo del feto en ese momento.

Pero lo más recomendable y eficaz en caso de duda, es consultar con personal médico cualificado, ya que a través de diferentes pruebas, como es el caso de las ecografías, te proporcionarán una información lo más fiable posible.

 

 

Diferentes formas de calcular las semanas del embarazo


Calcular las semanas de embarazo

Regla de Naegele

El primero de los métodos que te presentamos para calcular las semanas de embarazo y, como consecuencia, la fecha probable de parto, es la regla de Naegele.

Esta regla aporta una fórmula sencilla para llevar a cabo el cálculo: se trata de utilizar el primer día de la última menstruación. Así, sabiendo con claridad cuál fue este día, deberás restarle tres meses, y acto seguido, deberás sumarle siete días.

El resultado de esta cuenta será la fecha probable de parto y podrás calcular también cuáles son las semanas de embarazo aproximadas que te quedan para dar a luz.

 

Tiempo de embarazo

Si te interesa calcular las semanas de embarazo, deberás saber que de forma habitual, un embarazo tiene una duración aproximada de 280 días. Por lo tanto, para saber cuál será la semana de parto y en qué semana te encuentras, en el momento del cálculo debes saber que se cuentan 38 semanas desde que tiene lugar la fecundación del óvulo (normalmente, cuando las etapas de ovulación son regulares esto suele acontecer 14 días después de que haya llegado la menstruación), o 40 semanas desde el primer día de la llegada de la última menstruación.

Como sabemos que es muy poco probable conocer con exactitud cuál fue el día en que se llevó a cabo la concepción, por lo que se hace difícil saber cuál será con certeza el día 280. Por otro lado, no todas las mujeres saben cuál es su momento exacto de ovulación, por tanto, para calcular el día o la semana aproximada de parto se usa el primer día de la última menstruación.

Entre las semanas 38 y 42 del embarazo es cuando se da un parto a término, es decir, hay un margen de dos semanas antes y de dos semanas después al día probable en que se dará a luz. De este modo nos quedarían 28 días, es decir, un total de 4 semanas, en las que el bebé tiene la posibilidad de nacer, por lo que algunos profesionales tienen la opinión de que sería más aconsejable y apropiado hablar de las semanas del parto.

La edad gestacional será calculada por el ginecólogo en las diferentes consultas, tanto rutinarias como esporádicas, y lo hará después de llevar a cabo la primera ecografía del embarazo y de medir el tamaño del feto gracias a la información de esta prueba. Esto puede suceder durante las primeras semanas del embarazo, o de forma más concreta, este “punto de partida” será definido por la ecografía de la semana 12 del embarazo.

 

Calendario

Por último, existe una especie de calendario llamado gestograma, que seguramente podrás ver en la consulta de ginecología.

Este gestograma, después de calcular las semanas de embarazo, ayuda a saber las medidas y el peso del feto cada semana. Así se podrá conocer cuál es el crecimiento y desarrollo del bebé.

A parte de esta utilidad, este calendario tiene una tabla que ayuda a calcular las semanas de embarazo y la fecha aproximada del parto.

 

Puede interesarte: