Aprender a leer: algunos métodos utilizados

Llega un momento en el desarrollo de los niños y niñas en que deben aprender a leer. Si quieres cómo puedes ayudar a tus hijos en este proceso, sigue leyendo.

Aprender a leer: algunos métodos utilizados
Conoce los diferentes métodos de aprendizaje

Es posible que te hayas preguntado cuál es la edad oportuna en la que tus hijos e hijas están preparados para aprender a leer, las opiniones son diversas y hasta contrapuestas entre los padres y entre las diferentes metodologías.

El desarrollo de cada niño y niña es un mundo, por lo que pueden tener diferentes ritmos a la hora de aprender a leer. En general, en las escuelas se tiene un primer contacto con la lectura en la educación infantil (entre los 3 y 5 años). Durante este periodo no se exige que los niños y niñas sepan leer y escribir, simplemente se trata de despertar su interés de forma lúdica.

Un dominio de los mecanismos básicos del lenguaje oral y el conocimiento de la mayoría de las palabras, así como el interés por leer lo que está escrito, será fundamental para comenzar el camino hacia la lectura.

 

3 métodos para aprender a leer y escribir


Aprender a leer

Existen varios métodos para que los niños y las niñas aprendan a leer.

 

1. Método tradicional

El primero de los métodos para aprender a leer que te presentamos, es el tradicional o sintético. Es un método que se utiliza en numerosos colegios y escuelas, y es el primer método para leer y escribir usado en el educación infantil.

Se basa en que los niños y niñas aprendan las estructuras más simples de las palabras y, una vez las dominen, enlazarlas con otras de mayor complejidad.

Dentro de este método encontramos diferentes técnicas:

  • Alfabética: Lo primero que se enseña es el abecedario, empezando por las vocales, en el orden /i/, /o/, /a/, /e/, /u/, y posteriormente las consonantes, empiezando por las que resultan más fáciles, como puede ser la /m/ o la /p/. Según van aprendiendo las letras, irán formando sílabas y palabras.
  • Fonética: Lo primero que se aprende es el sonido de la letra, y después se trata de relacionarlo con su grafía correspondiente. Los defensores de esta técnica consideran que ayuda a los niños y niñas a comprender con facilidad la relación entre fonema y letra, o sea, entre habla, lectura y escritura, además de aprender a articular las palabras sin fallos y de forma correcta.

 

2. Método global

Junto con el método tradicional, es el método más utilizado para enseñar a leer y escribir. Algunos pedagogos y profesores consideran este método como el más natural para enseñar a leer a los niños y niñas.

Consiste en aprender a reconocer las letras y poder después formar palabras con ellas. Se trabaja con palabras que se apoyan en imágenes que los niños y niñas pueden identificar para comprender bien el concepto. Se crean carteles con una imagen y una palabra asociada, que gracias a la memoria visual van reconociendo y relacionando letras con imágenes y palabras.

 

3. Método constructivo

Más que un método, es una teoría de aprendizaje que surge como contraposición a los dos anteriores con el fin de buscar un aprendizaje más natural. Así, teniendo como base que las personas aprendemos a leer y escribir para comunicar, se respeta el ritmo madurativo del niño o la niña.

Antes de entrar en la escuela, los niños y niñas ya han visto multitud de textos y palabras, los profesores deben guiarles y estimularles para que aprendan a controlar los códigos de lectura.

Con un abecedario que siempre estará en el aula, se anima a que busquen las letras que reconocen, e incluso palabras que hayan visto antes, como puede ser su propio nombre. Poco a poco a base de repetición, empiezan a aprender las claves de la escritura. Pero la lectura no se dirige solo a un ámbito sino que abarca todos, como por ejemplo carteles de publicidad, recetas de cocina o cuentos.

 

Puede interesarte: