Anorexia y bulimia: del trastorno a la recuperación

Anorexia y bulimia son dos trastornos comunes de la conducta alimentaria que afectan principalmente a adolescentes y jóvenes. Descubre más sobre ellos, sus principales síntomas y características, y cómo puedes prevenirlas.

Anorexia y bulimia: del trastorno a la recuperación
¿En qué consisten estos trastornos alimentarios?

Entre los distintos trastornos alimenticios que podemos encontrar, anorexia y bulimia son los más conocidos. Pero aunque no son los únicos, son quizá dos de los más graves.

 

Anorexia y bulimia: ¿qué son?


Según la asociación contra la anorexia y la bulimia, la bulimia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por episodios de atracones (ingesta voraz e incontrolada), en los que se ingiere una gran cantidad de comida en poco espacio de tiempo. Después del atracón viene el “castigo” mediante vómitos, ayunos o aumento de la actividad física.

Una persona que sufre bulimia nerviosa muestra una gran preocupación por el peso. La bulimia nerviosa suele pasar desapercibida porque la persona que la padece puede presentar peso normal, peso bajo o sobrepeso.

Este transtorno afecta principalmente a las chicas y viene acompañado por sentimientos de vergüenza y culpabilidad, por lo que las personas que la sufren suelen darse los atracones en secreto.

Por otro lado, las personas que padecen anorexia nerviosa sienten un miedo intenso a aumentar de peso o a engordar y están demasiado preocupadas por su silueta. Por ello, presentan conductas fuera de lo normal en cuanto la alimentación, el peso, el volumen y la silueta. Una persona con anorexia puede verse gorda cuando se mira ante un espejo aunque realmente esté por muy debajo de su peso.

La anorexia es fácilmente detectable en un estado avanzado porque la persona está claramente por debajo de su peso normal. Además, es frecuente que las personas que sufren este trastorno alimentario eviten eventos sociales que incluyan comida, como por ejemplo, cenas de grupo, comidas familiares, cumpleaños, etc.

 

Anorexia y bulimia: la dictadura del cuerpo perfecto


Anorexia y bulimia

Todos los que sufren o han sufrido un trastorno alimentario pueden decir con toda honestidad que es un infierno. No hay muchas personas que entiendan por qué te das atracones de comida o por qué has decidido dejar de comer.

Los nexos comunes entre ambas enfermedades son claros, y en ambos la variante psicológica es determinante. Por ello, un tratamiento que pretenda ser definitivo tiene que pasar por un tratamiento psicoterapéutico.

Los pacientes con bulimia suelen tener una tasa de recuperación del 50%, mejoría en el 30% y persistencia en el 20%.

En los casos de anorexia nerviosa la tasa varía dependiendo de en que etapa de la vida inició la enfermedad. Si la anorexia fue diagnosticada al inicio de la adolescencia la tasa de recuperación alcanza casi el 60%.

La evolución de estas enfermedades tiene tendencia a la cronificación si no es diagnosticada a tiempo.

 

Anorexia y bulimia: ¿cómo prevenirlas?


Los programas de prevención deben iniciarse en edades tempranas. La educación en el colegio sobre estilos de vida y hábitos dietéticos saludables, el desarrollo de la autoestima y el proceso de toma de decisiones es fundamental.

Trabajar patrones de perfeccionismo excesivo y de autoexigencia máxima en las escuelas es otro método de prevención que debemos adoptar. El control médico y nutricional y las buenas pautas alimenticias desde la infancia son la clave para evitar que se desarrollen trastornos alimentarios en la adolescencia y en la edad adulta. Todo empieza en la educación y esto es algo que está a nuestro alcance.

La autoestima también es clave. Si tú te quieres y tienes claro que hay cosas que puedes mejorar, lo harás, pero adoptando patrones alimentarios y de vida saludable que te ayuden a conseguir tus objetivos.

Por ello, si tienes un problema de alimentación es importante que analices tu problema, pidas ayuda y comiences un proceso de recuperación que, aunque no siempre será fácil, será la mejor inversión que harás en ti mismo.

 

Puede interesarte: