¿Cuáles son los alimentos prohibidos en la lactancia materna?

El momento de dar el pecho genera algunas dudas. Nosotros te aclaramos las que tienen que ver con los alimentos prohibidos en la lactancia materna.

¿Cuáles son los alimentos prohibidos en la lactancia materna?
¡Existen algunos alimentos a los que hay que prestar atención!

Durante la lactancia, se debe comer como se hace de manera habitual. No obstante, hay que tener en cuenta ciertos alimentos prohibidos en la lactancia materna, que según los profesionales de la salud, deben evitarse.

Teniendo en cuenta que el bebé cuando nace aún está en pleno desarrollo y necesita algún tiempo para que este se complete, la nutrición de la madre será un factor importante. Una mala alimentación puede poner en riesgo el buen funcionamiento del organismo del recién nacido, que normalmente durante los primeros meses se alimenta exclusivamente de leche materna.

 

6 alimentos prohibidos en la lactancia materna


Los alimentos prohibidos en la lactancia materna son aquellos que por recomendaciones médicas deben ser evitados o consumidos con mucha moderación, sobre todo durante los primeros meses de lactancia. Esto se debe a que ciertas sustancias que se encuentran en los alimentos consumidos por la madre, pueden pasar al bebé y, por lo tanto, repercutir en su salud.

Aunque el mismo alimento puede afectar o no afectar a dos bebés distintos, se debe poner atención a las reacciones. Además, existen ciertos alimentos que son propensos a causar más complicaciones.

 

1. El café

Café

El consumo de cafeína hace que esta aparezca en la leche materna en una hora u hora y media tras su consumo. Hay que tener en cuenta que la cafeína se encuentra no solo en el café, sino también en refrescos, chocolate e incluso en algunos medicamentos, y puede provocar ciertos síntomas en el bebé, como nerviosismo, insomnio e irritabilidad.

La metabolización de la cafeína (respuesta que el cuerpo da ante su consumo) en los bebés es más lenta que en los adultos. Por lo tanto, si la madre consume mucha cafeína, esta se irá acumulando en el organismo del bebé. La mejor alternativa para las personas que son muy cafeteras es tomar el café descafeinado.

 

 

2. El alcohol

Alcohol

El comité de lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomienda que no se beba alcohol durante los tres primeros meses de la lactancia. Tras pasar este tiempo, las cantidades deben ser muy pequeñas y alejadas de cada toma.

El alcohol es perjudicial para el desarrollo cerebral del bebé, y el efecto en él está relacionado con la cantidad que la madre ingiera. Además, pasa muy rápido a través de la leche materna, sobre todo entre la media hora y la hora después de haberlo consumido.

 

 

3. Pescado azul

Pescado azul

Algunos tipos de pescado azul como el atún rojo, el lucio o el pez espada, están desaconsejados durante la lactancia. Esto se debe a que suelen contener niveles altos de metales pesados, en este caso mercurio, y puede llegar a ser tóxico para el bebé. Por lo tanto, no es difícil que al ingerirlos se superen los niveles máximos permitidos durante la lactancia.

 

 

4. Chocolate

Chocolate

¡Recuerda que el cacao contiene cafeína! No es necesario eliminarlo completamente de la dieta, pero si es recomendable que, si sueles comerlo bastante, te plantees moderar su consumo.

 

 

5. Perejil y menta

Perejil y menta

Es posible que uses perejil para cocinar o menta para prepararte diferentes infusiones o tés. Un consumo exagerado de estos alimentos puede hacer que disminuya la cantidad de leche que se produce. Aunque cuando son consumidos en cantidades pequeñas, no tienen por qué dar problemas.

 

 

6. Cítricos

Cítricos

El tracto digestivo del recién nacido aún está sin madurar, y algunos de los componentes de los cítricos pueden ser irritantes y causar reflujo. Por este motivo, se recomienda no abusar en su consumo y buscar otras frutas para obtener vitamina C, como por ejemplo el mango o la guayaba.

Ahora que ya conoces algunos de los alimentos prohibidos en la lactancia materna, no olvides que una buena alimentación, sana y equilibrada, es de gran importancia durante este periodo.

 

Puede interesarte: