Alimentación infantil saludable: factores a tener en cuenta

Una alimentación infantil saludable es de gran importancia para un buen crecimiento y desarrollo. Para conseguirlo, será necesario que trasmitas a tus pequeños unos hábitos alimenticios correctos. ¡Sigue leyendo para aprender más sobre este tema!

Alimentación infantil saludable: factores a tener en cuenta
Lo mejor: ¡la variedad y el equilibrio!

Es posible que enseñar a tus hijos o hijas a comer bien sea uno de los retos más difíciles a los que vas a enfrentarte. Pero no debes perder la paciencia, ya que una alimentación infantil saludable es la base de un crecimiento sano.

Podemos decir que una dieta sana y apropiada es fundamental para un crecimiento excelente. Así, una buena alimentación irá seguida de un correcto desarrollo psíquico, físico y social.

A grandes rasgos podríamos decir que es más que recomendable no excederse en el consumo de grasas vegetales y que deben comer (cómo mínimo) 5 veces al día verduras y frutas. Pero esto no queda aquí, hay otros muchos elementos a tener en cuenta en una alimentación infantil saludable, ¡te los contamos!

 

Cómo puedes conseguir una alimentación infantil saludable


Alimentación infantil saludable

Para conseguir una alimentación infantil saludable lo más apropiado es repartir el aporte de nutrientes y de calorías durante todo el día. Para ello, lo mejor es respetar todas las comidas y poner atención a los alimentos que se consumirán (para que sean los más apropiados).

¡Una vez tengas en cuenta esos objetivos puedes adecuarte al gusto de tu hijo o hija!

 

Desayuno

En una alimentación infantil saludable será un error pasar por alto el desayuno. ¡El día debe comenzar con un buen desayuno! De no ser así, algunos aspectos como el rendimiento escolar pueden verse afectados. Además, estudios recientes sobre obesidad infantil relacionan no tomar desayuno con este trastorno.

 

¿Qué tener en cuenta?

La variedad es muy importante y debe integrar:

  • Fruta, sea en zumo o en piezas.
  • Lácteos, como yogures o leche.
  • Pan, galletas o cereales. Estos últimos son una fuente básica de nutrientes (fibra, minerales, proteínas, vitamina B e hidratos de carbono complejos).
  • Aceite o tomate para untar el pan son las mejores opciones, aunque también puedes optar por mantequilla y mermelada.

 

 

Almuerzo

El desayuno no basta para obtener las calorías que se necesitan en una alimentación infantil saludable. Por lo tanto, y para los más pequeños no estén mucho tiempo sin comer, se recomienda comer algo a media mañana (en la hora del recreo).

 

¿Qué tener en cuenta?

  • ¡Deja de lado la bollería industrial, refrescos o las patatas fritas de bolsa!
  • Opta por un sandwich o bocadillo, una pieza de fruta o un yogurt.

 

 

Comida

Hay algunos alimentos que no deben faltar en una buena comida:

  • Arroz, patatas, legumbres, pasta o pan, es decir, alimentos ricos en hidratos de carbono.
  • Verdura, ya sea como primer plato o como guarnición.
  • Fruta, leche o un yogur.

 

 

Merienda

La merienda (a media tarde) también es importante en una alimentación infantil saludable.

 

¿Qué tener en cuenta?

  • Lácteos, bocadillo o queso son buenas opciones y puedes ir variándolas.
  • Elige como preferencia embutidos más magros como son el pavo, el jamón cocido o el jamón serrano.

 

 

Cena

Si tus hijos e hijas van al comedor escolar, lo mejor es que estés informada sobre qué comen cada día, para así complementar la comida con la cena. ¡Apuesta por la variedad!

 

¿Qué tener en cuenta?

  • El plato principal de la cena debe contener un alimento rico en proteínas, junto con una guarnición de verduras o hidratos de carbono.
  • Puedes optar también por un primer plato más ligero, como por ejemplo una sopa o un puré de legumbres o verduras, y un segundo plato proteico.
  • Para el postre lo mejor será que coman una pieza de fruta fresca.

 

Debido a que las necesidades nutritivas cambian en función de las características del niño o niña, y en función de su edad, lo más apropiado será que, si te surge alguna duda, consultes con su pediatra.

 

Puede interesarte: