Descubre la importancia de la alimentación del bebé de 6 meses

La alimentación del bebé de 6 meses comienza a ser más variada. Si bien la leche materna continúa siendo la principal fuente de nutrientes, tendrás que ir incorporando otros alimentos a su dieta. Te contamos cómo hacerlo de la mejor manera.

Descubre la importancia de la alimentación del bebé de 6 meses
¡Comienza un nuevo mundo gastronómico para tu bebé!

Durante el primer año de vida de tu bebé la leche materna será su alimento más importante, pero a partir del sexto mes deberás ir incorporando otras familias de alimentos que harán su dieta más variada. Por tanto, es importante prestar atención a la alimentación del bebé de 6 meses.

Nosotros te contamos qué alimentos son los ideales para comenzar con este cambio en la dieta. Además, si no sabes por dónde empezar o qué hacer con esos alimentos, ¡te recomendamos un menú inicial!

Las cantidades de cada alimento dependerán de cada bebé, por lo tanto lo mejor en este aspecto será consultar con su pediatra para administrar la proporción idónea dentro de su percentil.

 

Qué incluir en la alimentación del bebé de 6 meses


Alimentación del bebé de 6 meses

Cómo decíamos, la alimentación del bebé de 6 meses comienza a ser más variada debido a la introducción de nuevos alimentos que deberán intercalarse con la leche materna, o con las leches de fórmula propias para esa edad.

En esta nueva etapa se introducen alimentos como las frutas, los cereales y las verduras, que deben estar preparadas en forma de purés o papillas para favorecer la deglución y la digestión de tu bebé.

 

Papillas de frutas

Cuando prepares las frutas para tu bebé deberás machacarlas o rallarlas, y puedes dárselas a media mañana o a modo de merienda. También puedes cocer las frutas pero recuerda: ¡no debes añadirle azúcar!

 

Papillas de verduras

Este tipo de purés o papillas serán ricos en minerales, vitaminas y fibras, elementos básicos para que tu bebé tenga un desarrollo correcto. Existen diversas verduras que puedes incluir en la alimentación del bebé de 6 meses, algunas de ellas: zanahoria, calabaza o puerro. Una vez preparada la papilla (sin utilizar sal), puedes incorporarle una cucharada pequeña de aceite.

 

Papillas de cereales

En un inicio, las papillas deben de ser de cereales sin gluten, por lo que puedes usar arroz, maíz o trigo.

 

Si tienes dudas con respecto a las papillas, lo mejor será que pidas orientación al pediatra de tu bebé o a una persona especialista en nutrición. Además, si compras papillas de cereales empaquetadas, es importante que sigas las instrucciones de dilución aconsejadas en el paquete.

 

Ejemplo de menú para la alimentación del bebé de 6 meses


Menú alimentación del bebé de 6 meses

Una buena rutina alimentaria será positiva para tu bebé, además es importante que cuando le vayas a dar papillas y purés utilices una cuchara (en vez de el biberón). De esta forma, tu bebé comenzará a sentir las texturas de los alimentos, estarás estimulando la masticación y también aprenderá a tragar los alimentos.

Por lo tanto, una rutina apropiada sería la siguiente:

  • Desayuno: Para comenzar el día utiliza leche materna o leche de fórmula en su biberón.
  • A media mañana (almuerzo): Puedes prepararle un puré de frutas, utilizando por ejemplo manzana y plátano.
  • Comida: A la hora de la comida puedes incorporar verduras y, por ejemplo, preparar un puré de calabaza y patata.
  • Merienda: Leche materna o biberón con leche de fórmula.
  • Cena: Puedes preparar una papilla de cereales.

 

Consejos para la alimentación de un bebé de 6 meses

  • Ya que inicialmente tu bebé estará desarrollando su capacidad para tragar los alimentos y debe acostumbrarse a nuevas texturas y sabores, no te excedas en las cantidades. Será mejor que coma poca cantidad al principio.
  • No te olvides de que la leche materna sigue siendo muy importante, por lo que combina los otros alimentos sin dejar de usarla.
  • No fuerces a tu bebé a comer más de lo que quiere.
  • Es recomendable que dejes un margen de tiempo entre la introducción de un alimento nuevo y otro, lo ideal son 3 días.

 

Puede interesarte: