Descubre las alergias en niños más comunes

Las personas alérgicas son aquellas que tienen una reacción inmune o exagerada a algunas sustancias que de manera normal no son nocivas. Te contamos cuáles son las alergias en niños más comunes, sus desencadenantes y sus síntomas.

Descubre las alergias en niños más comunes
Los síntomas te ayudarán a saber si tu hijo padece alguna alergia

Las reacciones alérgicas se dan cuando el sistema inmune responde a algunas sustancias, que de manera normal son inofensivas, y que en la mayor parte de las personas no provocan ningún tipo de respuesta de tipo inmune. En los últimos 10 años el número de personas con alergias ha aumentado, y especialmente en el caso de los más pequeños. Por ello, vamos a hablar sobre las alergias en niños, especialmente sobre aquellas que suelen ser las más comunes, los síntomas que presentan y sus desencadenantes.

Es cierto que las alergias tienen un fuerte componente hereditario, pero también puede estar ligadas a factores del medio ambiente, a la introducción prematura de alimentos, o al abandono de la leche materna antes de los seis meses de edad.

 

Alergias en niños más comunes: síntomas y desencadenantes


Las alergias en niños, al igual que en adultos, son contraídas debido al contacto con alérgenos. Estos se pueden comer, inhalar, pueden tener contacto con la piel, o se pueden inyectar, ya sea por un medicamento o a través de la picadura de un mosquito.

El sistema inmunitario del cuerpo de los niños alérgicos provoca una reacción desmesurada y trata el alérgeno como si fuese un invasor. Este hecho puede producir diversos síntomas que van desde livianas molestias hasta daños algo más graves.

 

Alergias a los alimentos

Alergias a los alimentos

Son las primeras alergias que aparecen en los bebés cuando se empieza a introducir la alimentación complementaria, normalmente pasados los seis meses de edad.

Puede darse una reacción alérgica a cualquier alimento, pero los más comunes son los huevos, la leche de vaca (que es la primera causa de alergias en niños), el pescado, los cacahuetes y derivados, la soja y el marisco.

Debido a esto, se recomienda retrasar la incorporación de estos alimentos a la dieta del bebé hasta pasado el primer año de vida.

Los síntomas más frecuentes de este tipo de alergias son diarrea, vómitos, eczema, urticaria, inconvenientes para respirar con normalidad y es posible una bajada en la presión arterial.

 

Dermatitis atópica

Dermatitis atópica

Otra de las alergias en niños más comunes es la dermatitis atópica, que además en ocasiones puede estar relacionada con alguna alergia alimentaria. El 18% de la población infantil en España padece dermatitis atópica.

Los síntomas más frecuentes son la aparición en la piel de zonas rojas, secas y con algunos sarpullidos que producen picores. Los lugares más comunes en los que aparecen son los pliegues del cuello, de los brazos y de las piernas, aunque los bebés pueden comenzar por tenerlo en las orejas, los muslos y las mejillas.

 

Picaduras de mosquitos

Picaduras de mosquitos

Normalmente este tipo de alergias en niños suele estar desencadenada por picaduras agresivas de algunos insectos como las abejas, las avispas, los avispones y las hormigas rojas.

El síntoma más común es la anafilaxis, es decir, la defensa intensa y rápida del cuerpo en respuesta al alérgeno. La intensidad de esta podría ser peligrosa ya que los anticuerpos liberados durante la anafilaxia pueden provocar hichazón, imposibilidad o dificultad para respirar o descenso en la presión arterial.

 

Ácaros del polvo

Ácaros del polvo

Este es uno de los alérgenos más comunes por vía aérea. Son insectos muy pequeños que viven en lugares húmedos, cálidos y polvorientos de la casa y que se alimentan de las células muertas de la piel. Sus desechos son las principales causas de las alergias y el asma.

Entre los síntomas más frecuentes encontramos los estornudos, picor en la garganta o en la nariz, picor en los ojos, así como enrojecimiento, congestión nasal y tos. Algunos niños pueden presentar también respiración sibilante o dificultades para respirar.

 

Si sospechas que tu hijo o hija puede padecer alguna alergia, lo mejor será pedir una consulta con su pediatra, que se encargará de hacer un repaso por sus antecedentes alérgicos, atendiendo a los síntomas que tu pequeño. Además, es posible que lleve a cabo algunos exámenes médicos para un diagnóstico exhaustivo.

 

Puede interesarte: