Aprende a preparar unas albóndigas en salsa española extrajugosas

Uno de los platos que siempre me recuerdan a las comidas en familia son las albóndigas en salsa española. Sabrosas, tiernas y jugosas.

Aprende a preparar unas albóndigas en salsa española extrajugosas
Para que queden más jugosas echamos miga de pan remojada en leche y cebolla

Las albóndigas en salsa española son uno de esos platos que nos recuerdan a la comida en familia, a la cocina de la abuela. Y uno de los pocos que no se han quedado viejunos. Ni la cocina moderna ha podido con estas bolitas de carne picada que algunos acompañan con pasta, otros con arroz o, como en mi casa, con unas patatas cuadradas.

En este artículo aprenderemos un par de formas de preparar las albóndigas en salsa española: una de la forma tradicional y otra con la Thermomix. También daremos algunos consejos para que nos queden extrajugosas.

 

Ingredientes para las albóndigas en salsa española


Como ocurre con las recetas tradicionales, no hay una única forma de preparar albóndigas en salsa española. Yo voy a compartir la que se hace en mi casa, que no es ni mejor ni peor que la que haces en la tuya. Simplemente son… diferentes.

Para 4 personas (la cantidad dependerá del tamaño) necesitaremos:

  • 1/2 kg de carne picada
  • 100 ml de leche
  • 1 huevo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 1 zanahoria
  • Miga de pan
  • Harina
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil

 

Elaboración de las albóndigas en salsa española


La carne

Lo primero que haremos para preparar las albóndigas en salsa española es poner la miga de pan (unos 50 gramos por cada medio kilo de carne) a remojo en leche. Si nunca has agregado este ingrediente, te sorprenderá descubrir lo que mejoran las albóndigas. Quedarán más tiernas y jugosas. Yo también añado un poco de cebolla rallada, lo que le da un extra de jugosidad.

A continuación adobaremos la carne. Para ello picamos un ajo muy fino y lo pondremos en un bol grande junto con la carne picada, la miga de pan remojada en leche, perejil picado (al gusto) y una pizca de sal. Mezclamos todo bien. En este paso también puedes echar un poco de nuez moscada y/o pimienta negra. Eso queda a tu elección.

El siguiente paso será dar forma a nuestras albóndigas. Sobra decir que cuanto más pequeñas las hagamos, mejor se pasarán.

A la hora de cocinar las albóndigas, las enharinamos antes de freírlas en una sartén con abundante aceite caliente. Las vamos sacando a una cazuela y las reservamos hasta que estén todas.

Otra opción es cocinarlas en el horno. Con 10 minutos por cada lado a 180 ºC (con el horno precalentado) es suficiente. Yo suelo hacerlas con la freidora sin aceite, que debo reconocer uso muchísimo.

Te estarás preguntando qué tipo de carne picada compras, porque no lo he especificado. La verdad es que yo voy variando. Antes las solía hacer con carne mixta de ternera y cerdo (400 gramos de la primera y 100 de la segunda), pero ahora me ha dado por el pollo. Puede que no queden con un sabor tan intenso, pero son muy tiernas.

 

La salsa española

Dicho esto, vamos a preparar la salsa española. Para ello seguiremos estos pasos:

1. Picamos finamente las cebollas, los dos dientes de ajo y la zanahoria.

2. Rehogamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva hasta que empiecen a coger color.

3. Sazonamos, añadimos una cucharada de harina y rehogamos sin dejar de remover.

4. Cuando veamos que la harina ya no está cruda, agregamos el vaso de vino blanco.

5. Cocinamos durante 20 minutos a fuego lento. Si vemos que se nos seca demasiado podemos añadir un poco de caldo de verduras o de agua.

6. Transcurrido ese tiempo, trituramos las verduras. Podemos utilizar el pasapurés.

7. Vertemos la salsa sobre las albóndigas que teníamos reservadas y cocemos todo junto durante 10 minutos, a fuego lento.

 

Albóndigas en salsa española con Thermomix


¿Te ha parecido un proceso muy largo? También tenemos la versión rápida: albóndigas en salsa española con Thermomix. Vamos a utilizar los mismos ingredientes que en la receta tradicional, así que lo único que cambiará será el orden de preparación.

1. Echamos los ajos, el perejil y la zanahoria y picamos durante 4 segundos a velocidad 5.

2. Bajamos hacia las cuchillas y añadimos el huevo, la leche, un chorrito de aceite, sal, pimienta y nuez moscada. Ponemos a velocidad 4 durante 4 segundos.

3. Sacamos, mezclamos bien y damos forma a las albóndigas.

4. Freímos u horneamos y reservamos en una cazuela.

5. Hacemos la salsa, empezando por las cebollas y los ajos. Los picamos durante 2 segundos a velocidad 5, bajamos a las cuchillas, añadimos un chorrito de aceite y pochamos durante 10 minutos a velocidad cuchara (sin cubilete).

6. Agregamos una cucharada de harina y el vino blanco y cocinamos otros 5 minutos a velocidad 1 (sin cubilete).

7. Añadimos agua o caldo de verduras y sal (al gusto). Cocinamos durante 20 minutos a velocidad 2 (sin cubilete).

8. Por último, trituramos la salsa durante 10 segundos a velocidad 10.

9. Vertemos la salsa sobre las albóndigas y cocinamos a fuego lento 10 minutos.

 

Aparte de su textura y sabor, lo bueno de las albóndigas en salsa española es que aguantan muy bien el recalentado, así que son una buena opción para llevar en el táper a la oficina. También puedes dejarlas preparadas y congelarlas. Yo suelo congelar solo las albóndigas, sin la salsa. Así el día que las quiera preparar ya me puedo saltar un paso.

 

Puede interesarte: