8 semana de embarazo: ¡el bebé sigue creciendo!

Pese a que puede que aún no notes muchos cambios físicos, en la 8 semana de embarazo tu cuerpo ya está cambiando. Te contamos que está ocurriendo en este periodo tanto en tu cuerpo como en el desarrollo del feto.

8 semana de embarazo: ¡el bebé sigue creciendo!
Si aún no lo has hecho, solicita consulta ginecológica

La importancia de la 8 semana de embarazo reside en algunos cambios como que la placenta consigue su total funcionalidad para empezar a alimentar al embrión, y este continúa formando sus órganos.

Hasta el momento, la alimentación del embrión había dependido de su vesícula vitelina, pero esta es una estructura embrionaria que desaparece. En la 8 semana de embarazo el embrión ha crecido bastante, por lo que  sus demandas nutricionales son mayores.

Así, la función de alimentar al futuro feto es sustituida por la placenta, y mediante el cordón umbilical el embrión recibe el oxígeno y los nutrientes que necesita para desarrollarse.

Sigue leyendo para conocer con detalle el resto de cambios en el desarrollo del embrión así como en tu cuerpo. Además, ¡te damos algunos consejos que te irán genial para afrontar la última semana del segundo mes de embarazo!

 

8 semana de embarazo: el embrión


8 semana de embarazo

En la 8 semana de embarazo, el embrión sigue desarrollándose y creciendo rápidamente.

  • La longitud es de entre 13 y 18 milímetros.
  • El peso es aproximadamente de 3 gramos.
  • Existe una desproporción en el ‘cuerpo’, ya que la cabeza es más grande que el cuerpo. De todas formas, este ya comienza a alargarse y por tanto tomar la forma que tendrá tu futuro bebé.
  • Se forma la piel del embrión, que es translúcida. Esto quiere decir que aún se puede ver el esqueleto que todavía está formado por cartílagos suaves.
  • Se forma el labio superior y la nariz, los ojos se cubren con la piel que se encargará de formar los párpados, y las orejas comienzan a tener su forma original. Por lo tanto, poco a poco, los rasgos faciales serán más evidentes.
  • El cerebro no está formado completamente todavía pero sí está conectado con la médula espinal y van surgiendo las vías neuronales.
  • En cuanto al corazón, ya tiene 4 cámaras, además se distinguen las válvulas pulmonares y aórtica, y la sangre bombear acelerada y fuertemente. Podríamos decir que a unos 180 latidos por minuto.
  • Las piernas y los brazos se habrán alargado en esta semana y puede ser posible diferenciar los pies y las manos.
  • Los codos son visibles y empiezan a formarse los dedos aunque aún están unidos por membranas.

 

8 semana de embarazo: tu cuerpo


Un cambio que tiene gran importancia para ti en la 8 semana de embarazo es que el útero comienza su crecimiento. Eso sí, no será evidente a la vista aún porque el vientre todavía no se ha hinchado, pero sí puede que notes molestias causadas por este ensanchamiento, como pueden ser pinchazos y calambres en las piernas y el bajo vientre.

Por otro lado, aunque poco a poco pueden ir despareciendo, te acompañarán los síntomas del embarazo comunes que son los siguientes:

  • Aumento en el tamaño de los pechos.
  • Ardor estomacal.
  • Estreñimiento.
  • Rechazo por determinados sabores y olores.
  • Cambios de humor.
  • Antojos.
  • Mayor cansancio, en ocasiones acompañado de cefalea.

 

Estos malestares están unidos a los cambios hormonales que está sufriendo tu cuerpo. Pese a eso, si no te sientes bien y tienes dudas, lo más apropiado es que solicites una consulta médica.

 

Consejos para semana 8 de embarazo


8 semana de embarazo

Sustancias nocivas

Ahora que la alimentación del futuro bebé depende de tu sangre y de la placenta, es de gran importancia acabar con los hábitos tóxicos del día a día, como pueden ser el consumo de alcohol y tabaco.

 

Actividad física

Para tener un embarazo saludable, será importante el ejercicio moderado. Este te ayudará a luchar contra el cansancio y otros síntomas asociados al periodo de gestación, además de darte energía y fuerza de cara al parto.

 

Alimentación

Será importante el consumo de hierro, calcio, zinc, yodo, ácido fólico, vitamina D y ácidos grasos omega 3, ya que son nutrientes de gran importancia. Por otro lado, no te olvides de mantenerte hidratada y no saltarte ninguna comida.

 

Puede interesarte: